Noticias con un punto ecológico

Blog de noticias ecológicas

Control de roedores e insectos en el sector de la restauración

Abrir un restaurante supone una serie de responsabilidades que están asociadas a ofrecer el mejor servicio junto a una óptima experiencia para los comensales; de la combinación perfecta entre estas variables depende el éxito de la inversión económica y de los esfuerzos que se hagan. En este sentido, los procedimientos de control de roedores e insectos son parte esencial del día a día.

Aunque parezca agotador, sin duda, hay excelentes maneras de mantener la higiene y la desinfección de los espacios que son frecuentados por los clientes y aún más en el área de la cocina. La manipulación de alimentos debe tener permisos y avales de las autoridades locales para ser realmente seguras y es por ello que propiciar fumigaciones periódicas cobra tanta importancia.

Ciudades como Mallorca están dotadas de excelentes opciones culinarias para atender a los pobladores locales y a los visitantes que hacen turismo en sus diferentes paisajes. El turismo tiene mucho que ver con la percepción de seguridad y limpieza, pues los visitantes buscan la mejor experiencia adonde quiera que vayan.

Las plagas más comunes para combatir

En lugares como bares y restaurantes es bastante común que dada su actividad, en cuanto a preparación de comidas y afluencia de personas, atraigan principalmente cucarachas y roedores, lo cual es sumamente peligroso para la salud del ser humano. Es natural que en la cocina los ingredientes caigan al suelo y si no se limpian con regularidad, es de esperarse que haya plagas asechando el lugar.

Jamás se está exento de limpiar y mantener desinfectados los lugares donde se prepara la comida y donde los clientes esperan y toman sus alimentos, por cuenta propia. No obstante, hay una forma muy eficiente de erradicar por largo tiempo el problema de las plagas y tiene que ver con el llamado a los especialistas en fumigación.

Una empresa especializada podrá recomendar los químicos necesarios para dar fin a los problemas con insectos y roedores. Asimismo, podrán garantizar la no toxicidad de los productos usados para ello y su tiempo de efectividad, luego de lo cual habrá que repetir el proceso de forma de mantener los espacios libres de plagas en general.

No tiene sentido aplacar estos problemas a través de intentos con insecticidas caseros. Estas poblaciones se reproducen con mucha velocidad, por lo que la mejor forma de terminar con ellas es colocar químicos que realmente terminen con efectividad de forma prácticamente instantánea. Al mismo tiempo, el objetivo es que la zona quede protegida de nuevos visitantes indeseables.

próximo Publicación

© 2020 Noticias con un punto ecológico

Tema de Anders Norén