Noticias con un punto ecológico

Blog de noticias ecológicas

Leche Corporal con Rosa Mosqueta Reve

Indudablemente uno de los básicos de belleza para todas nosotras son las leches corporales hidratantes. Si queremos tener una piel hidratada, en la que además retrasemos la aparición de los primeros signos de envejecimiento, debemos de utilizar todos los días después de la ducha, con la piel seca y limpia una buena leche corporal, que contenga en su fórmula buenos principios activos para conseguir una mayor eficacia. Todas las pieles incluso las grasas deben hidratarse, sólo que en este caso deben elegir el producto más adecuado para este tipo. Además otro de los beneficios que obtenemos al aplicar cada día una crema corporal y que muchas mujeres desconocen, es que demoramos la aparición de la flacidez en nuestro cuerpo ya que una piel que no está hidratada está más propensa a la llegada de la flacidez, uno de los signos de carecer de un cuerpo bonito y que más tememos todas las mujeres.

La leche corporal debe aplicarse durante todo el año no sólo cuando queremos lucir piernas y cuerpo bonitos cuando vemos que se acerca el verano. Su uso en invierno protege  nuestra piel de las agresiones externas como el frío o el viento y en verano además de hidratarla después de los efectos del sol, prolonga el bronceado. Por otro lado si aplicamos nuestra hidratante corporal realizando un masaje activaremos nuestra circulación sanguínea, otro aspecto importante para evitar la acumulación de nódulos de grasas y la llegada de la antiestética celulitis.

leche corporal< La Leche Corporal Con Rosa Mosqueta Reve incorpora los beneficios de una buena crema corporal elaborada con los mejores ingredientes, incluyendo las excelentes propiedades del aceite 100% puro de Rosa Mosqueta y el cuidado que proporciona esta marca en la elaboración de todos sus productos de venta en farmacias, con una experiencia de 20 años en el sector

próximo Publicación

Atrás Publicación

Dejar una contestacion

© 2018 Noticias con un punto ecológico

Tema de Anders Norén