Noticias con un punto ecológico

Blog de noticias ecológicas

Retirada de amianto o asbesto – cuestión de salud publica

Es común que la gente utilice los términos amianto o asbesto indistintamente; sin embargo, aunque sutiles hay diferencias. Ambos son minerales de características parecidas pero diferente presentación. En lo que sí coinciden los expertos es sobre lo dañino que los dos resultan a la salud. Por eso, lo aconsejable es proceder con seguridad a la retirada de amianto de las construcciones erigidas previamente a la prohibición de su uso.

Mientras que las fibras del asbesto se sienten duras, las del amianto son blandas y flexibles. No obstante, estos elementos tienen propiedades mecánicas y químicas semejantes, relativamente se extraen a bajo coste, aparte de encontrarse en infinidad de yacimientos alrededor del globo terráqueo.

Se han utilizado como material aislante del calor y el fuego en distintos productos manufacturados como tejas y baldosas para casas y edificios, embragues y frenos de vehículos, textiles termorresistentes, pinturas, envases, etc. Pero, desde principios de este siglo comenzó a vetarse su empleo en los países del primer mundo, quedando absolutamente prohibido en la Unión Europea desde el año 2005.retirada de amianto

¿Por qué un género con tantas prestaciones es retirado tan definitivamente del mercado?

Porque se ha demostrado fehacientemente que los artículos que contienen este componente son extremadamente mórbidos, produciendo cáncer del sistema respiratorio con una elevada tasa de mortalidad:

  • El más grave de ellos es el pulmonar
  • el mesotelioma maligno destruye la pleura y el peritoneo
  • La asbestosis conduce a la fibrosis del pulmón

El problema no proviene de la simple exposición al material, sino que cuando este es manipulado y sus fibras se suspenden en el aire, o se adhieren a la ropa, se hace fácilmente respirable. Este riesgo se corre al cortarlo, si el producto está envejecido o al demoler una edificación.

La mayoría de las personas afectadas estuvieron en contacto con el asbesto por razones laborales. Por otra parte, los síntomas de la enfermedad, para la cual no existe cura, pueden manifestarse entre 20 y 30 años después.

Todos estamos expuestos a dicho elemento en forma natural, este se encuentre presente en la atmósfera de las ciudades solo que en muy bajas concentraciones. Los trabajadores asociados a las demoliciones y operaciones de retiro de amianto deben utilizar equipo de protección respiratoria siempre.

 

próximo Publicación

Atrás Publicación

© 2018 Noticias con un punto ecológico

Tema de Anders Norén