Noticias con un punto ecológico

Blog de noticias ecológicas

Ritual básico de belleza reve

Cuando se utilizan productos de belleza de calidad para el cuidado de nuestro rostro y cuerpo, a la larga se nota. Gastar unos euros más es siempre mejor que acudir a una marca blanca, que en la mayoría de las ocasiones no sabemos ni siquiera que ingredientes poseen. La firma de dermocosmética reve con casi 20 años de experiencia en el sector y con la máxima desde que empezó de ofrecer productos de cosmética de farmacia, elaborados a base de ingredientes naturales y a precios asequibles para todas, ha conseguido convertirse en un referente dentro de la cosmética de farmacia. Si queremos tener “un buen botiquín de belleza” por un precio razonable para nuestro ritual diario podemos contar con esta firma. Yo personalmente sigo unas pautas,  aunque todo depende de la piel, la edad y la genética de cada una de nosotras. Pero básicamente me gusta:

linea-reve

1.Limpiar mi rostro por la mañana y desmaquillarlo por la noche con las toallitas limpiadoras, pieles sensibles. Sus ingredientes y su tejido especial son excelentes.

2.Cuando noto que la piel de mi rostro está más apagada, utilizo el exfoliante de albaricoque y al menos dos veces en semana utilizo el mismo para exfoliar la zona de caderas, piernas y glúteos.

3.Después aplico en mi rostro un tónico y la crema hidratante facial con Rosa mosqueta, aunque la firma también cuenta con una crema facial factor 50 y una antiarrugas. Tiene una buen combinación de ingredientes.

4.Después combino el quemagrasas efecto calor o frío dependiendo de la estación del año para ciertas zonas del cuerpo como son las piernas y su reafirmante especial flacidez para abdomen y brazos.

5. Por último me gusta tener en casa el aceite de Rosa mosqueta o de Argán para utilizarlo para rostro, pelo y uñas cuando lo necesito y un Sérum, cuando mi piel ha estado sometida a un periodo de estrés.

próximo Publicación

Atrás Publicación

Dejar una contestacion

© 2018 Noticias con un punto ecológico

Tema de Anders Norén